sábado 19 de junio de 2021

Colectivos

Con un plan de transformación, el municipio busca una salida ante la crisis del transporte

En medio de la polémica por el aumento del boleto, se anunciaron modificaciones con las que buscan subsanar la problemática que atraviesa el servicio.

viernes 11 de junio de 2021
Con un plan de transformación, el municipio busca una salida ante la crisis del transporte
La próxima semana será anunciado oficialmente y esperan el aporte de los usuarios. Foto: archivo.
La próxima semana será anunciado oficialmente y esperan el aporte de los usuarios. Foto: archivo.

El servicio del transporte urbano de pasajeros atraviesa una crisis desde hace largo tiempo que ha llevado a tener a la ciudad sin el servicio hasta más de dos semanas. La falta de pago de los salarios por parte de la empresa, el reclamo de los trabajadores, el malestar generalizado de los usuarios por un servicio deficiente y los constantes pedidos de aumentos tarifarios, desembocaron en que el Ejecutivo municipal presente un “plan de transformación” con el que esperan mejorar la situación.

El anuncio fue realizado por la vicejefa de Gabinete del municipio, Marcela González Abdala, pocas horas antes de que los usuarios encabecen una movilización por toda la ciudad para reclamar en contra del aumento del boleto.

La firma Mi Bus solicitó un incremento que llevaría la tarifa a 94 pesos, lo que significa un 129% de aumento. “Si bien sabemos que la tarifa tiene un atraso, y en este sentido entendemos el pedido de la empresa, somos conscientes también de que los vecinos no podrían enfrentar un aumento tan alto”, remarcó la funcionaria.

Acorde al contrato establecido con la empresa, la revisión tarifaria se debe realizar de manera semestral, pero según explicó González Abdala, el actual boleto de 41 pesos fue establecido en octubre de 2019 y luego, debido a la pandemia y resoluciones del gobierno nacional, no se pudieron aumentar las tarifas.

En la audiencia pública llevada a cabo sobre el tema, los oradores manifestaron expresamente el rechazo a un incremento que afectaría directamente a la economía de los vecinos, teniendo en cuenta las distancias de la ciudad y la cantidad de líneas que algunos deben conectar para llegar al destino deseado.

El intendente Gustavo Gennuso indicó esta semana que el aumento no será el pedido por la empresa, pero resta definir cuál será la tarifa. “Calculamos no estar por encima del aumento de paritarias de los trabajadores”, confió la vicejefa de Gabinete.

Debido a la crisis y a los constantes problemas, el Ejecutivo trabaja desde hace unos meses en un plan de transformación del servicio que será oficialmente presentado la próxima semana, pero que se erige sobre tres ejes fundamentales: modificación de algunas líneas para hacer más eficiente el transporte, el financiamiento del servicio y la infraestructura vial de la ciudad.

Según informó González Abdala,  respecto al primer punto de este plan, “el servicio actualmente no está planteado como un sistema interrelacionado y eso trae ineficiencia en el funcionamiento”. Si bien no descartó que los usuarios continúen haciendo trasbordos para llegar a destino, “ese segundo tramo estará subsidiado”, destacó.

Para sostener y mejorar el financiamiento del servicio, que hoy recibe unos 25 millones de pesos mensuales entre subsidios nacionales, provinciales y aportes municipales, aspiran crear dos fondos específicos como la Ecotasa, “que no podrán ser utilizados con otro fin”, sostuvo y detalló que “uno será el de sostenibilidad de transporte y el otro de infraestructura vial”.

Sobre el último punto remarcó que un 18% de las vías utilizadas por el transporte urbano, son de ripio y esto conlleva un 12% más de costos a la hora de mantener y reparar las unidades por el estado de las calles. Por esto, el tercer punto del plan ambiciona modificaciones de insfraestructura vial.

La semana que viene comenzará el proceso de presentación del plan para luego esperar el aporte de los usuarios, aunque todavía no trascendió cuándo comenzará a implementarse.

En paralelo, la vicejefa de Gobierno enfatizó en que el intendente trabaja junto a otros pares de todo el país para pedir una redistribución más equitativa de los subsidios. “El 15% de los subsidios nacionales se distribuye en el interior del país y el 85% queda en el AMBA”, detalló y manifestó que debido a esta situación, nunca se evaluó la posibilidad de contratar a otra empresa porque “el problema no es Mi Bus sino las deficiencias del servicio”.  (ANB)

Te puede interesar
Últimas noticias