13/09/2020

Pandemia de…aburrimiento

Una columna sobre la importancia del tiempo de aburrimiento en la infancia.

Pandemia de…aburrimiento

* María Laura Arrigo

Me convoca a escribirles un tema que, si bien no me preocupa, me gustaría ocuparme de ayudarlos a entender y evaluar cuáles serían las consecuencias de la falta de ellos.

Antes de ser partícipes de esta anormalidad de vida, teníamos casi todo organizado: los tiempos para educar, los tiempos para jugar, los tiempos de limpieza, los tiempos de trabajo, los tiempos para quejarnos, los tiempos de familias, los tiempos de amigos, ¡uff!! ¡Cuántos momentos! Y todos organizados (o al menos eso intentábamos).

A veces todo ese tiempo es demasiado organizado, es un poco alborotado, a veces suceden cosas que no dejan que se realicen, o simplemente no tenemos ganas. En realidad, de lo que les quiero hablar así ya no los mareo más, es sobre el tiempo del aburrimiento.

También nos falta tiempo para el juego libre, ya sea en familia o solos. Pero en realidad lo que más nos hace falta es tiempo para el aburrimiento, que es también una forma de juego: podría revolver momentos en los relatos de la clínica de mis pacientes adultos y no tan adultos y casi todos los recuerdos más lindos son los de la infancia viendo volar unas hojas o escuchar el viento golpear la ventana. El tiempo que antes era para jugar se lo han comido por un lado la tele, la tablet y las compus o plays; y, por el otro, los juegos organizados por adultos o las actividades dirigidas por monitores. No es lo mismo. Los niños necesitan juego libre, no controlado por los adultos o por una pantalla.

Escuche decir a un médico neurólogo que la Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños no estén expuestos a pantallas hasta los dos años por motivos puramente médicos, ellos aluden que se teme que puedan afectar al desarrollo de la visión, yo agrego a que estos son fotosensibles y quedan atrapados o eclipsados por la cantidad de luz que emiten. Los recién nacidos ven, pero necesitan aprender a interpretar lo que ven. Cualquier objeto que cae en sus manos lo exploran, lo mueven, lo miran desde todos los ángulos, lo chupan, comprueban su forma desde distintos ángulos, su consistencia, el ruido que hace al caer, etc. Sin embargo, ese aprendizaje no es posible con una pantalla, donde los objetos cambian de lugar o de tamaño sin seguir las leyes naturales, las escenas desaparecen y cambian sin lógica. Pasados los dos años, los problemas son otros: el tiempo (mientras está viendo la pantalla no está haciendo otras cosas, como correr, jugar, hablar con amigos…) y la pésima calidad de muchos sitios de internet, etc.

Recuerdo que una vez un padre jugaba con su hijo en mi consultorio. Mientras jugaba con un autito y una rampa, comenzó a preguntar: "Valen, ¿de qué color es el auto? ¿hacia dónde va? ¿te gusta?". Lo miro y le digo que no es divertido jugar así y me dice "Es que me aburro Malala". Necesitamos dar espacio y abstinencia para hacer emerger la creatividad.

El aburrirse en casa es muy importante, porque da lugar a lo creativo, aumenta la imaginación, nos pone en acción, nos hace recurrir a espacios u objetos abandonados en el cotidiano.

Los adultos pasamos poco tiempo con nuestros hijos y, paradójicamente, a veces les dedicamos demasiado tiempo. Es decir, ya sé que muchas veces repito en sesión aquello del “tiempo de calidad” y algunos padres parecen creerse en la obligación de dedicar cada minuto que estén juntos a hacer cosas con el niño o a hacerle cosas, y como resultado terminamos siendo sus arlequines. Y los niños necesitan, por supuesto, que les dediquemos un tiempo, que les contemos cuentos y les cantemos canciones y admiremos sus dibujos, pero también necesitan un tiempo mucho mayor en que estemos simplemente allí, haciendo nuestras cosas mientras ellos juegan (o se aburren), disponibles si nos necesitan, pero dejándolos hacer sin intervenir.

Para finalizar y por todo lo expuesto anteriormente me parece que no es necesario ocuparme ahora explicar por qué es tan importante que se aburran un ratito al día, al menos.

 

*María Laura Arrigo

Lic. en Psicología

Especializada en Modelo DIR Floortime

“Basic DIR®/Ft competencies”

Terapia relacional en casa

[email protected]

01156622261

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    88%
    7 votos
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
  • Me da vergüenza
    0%
    0 votos
  • Me enorgullece
    13%
    1 voto
Dejar un comentario
Qué pasará con el desarrollo urbanístico de El Cóndor, cómo anotarse para la construcción en lotes propios y cuáles serán las líneas disponibles en la ciudad.
El gremio señaló que la negociación mejora sustancialmente los haberes de los trabajadores ya que implica una recomposición anual de un 42% para la categoría inicial.
A través de los decretos 766/2020 y 767/2020, el Gobierno oficializó el congelamiento de los precios de alquileres y la suspensión de los desalojos por falta de pago.
El recorrido de la ciclovía está trazado dentro de áreas protegidas de los parques nacionales Arrayanes, Nahuel Huapi, y Lanín.