domingo 29 de mayo de 2022

Lo que pesa una elección (II)

Juntos Somos Río Negro. Sus candidatos propios y las elecciones de octubre.

domingo 24 de septiembre de 2017
Lo que pesa una elección (II)

Hace un tiempo atrás, escribí sobre lo que significaba para Alberto Weretilkeck la posibilidad de tener candidatos propios (y electos por supuesto) en el Congreso de la Nación. Con el diario del lunes como se acostumbra a decir, ese deseo parece cada vez más lejano.

Por empezar, los resultados de las PASO no lo acompañaron en nada al oficialismo provincial. Hizo una pésima elección que ahora lo obliga a tomar una decisión o al menos a pensarla. Una decisión que estaba lejos de sus alternativas seguramente. Qué hacer con sus candidatos, que a propósito de ello, eran dirigentes con poca legitimidad y menos recorrido político. Es más, algunos están cada vez más convencidos que fue muy forzada su elección rozando el capricho político del Gobernador.

Esa dicotomía lleva a Juntos Somos Río Negro no sólo a prescindir de la posibilidad de tener representación propia en el Congreso, si finalmente se bajan sus candidaturas, sino también a fortalecer aún más al peronismo provincial. Cambiemos, que apostaba a sacar el segundo puesto pero también a tener un aliado como el gobierno para reducir la distancia con el sorismo, ahora tiene una doble preocupación. Cómo hacer para levantar el caudal de voto de los suyos, y evitar al mismo tiempo que el triunfo del PJ/FpV local sea aún por mayor diferencia.

Si los Soria ya venían con la espalda ancha, imagínense ahora que tienen los números a su favor y que el oficialismo después de haber realizado una muy buena elección en 2015 pareciera estar sin rumbo. Cambios de gabinete provincial y decisiones como la cancelación del proyecto de la central nuclear pueden querer dar muestras que el gobierno acusó el golpe y que por ello hay que dar otros golpes, pero de efecto. Sin embargo por mejor comunicado que esté, el hecho es que JSRN está desorientado.

A nivel nacional Cambiemos aprovecha y produce desbarajustes puertas adentro del partido provincial con citaciones (y sus correspondientes fotos) con jefes comunales como el de Villa Regina, Daniel Fioretti que se pasó de banda justificando su decisión por no sentirse cómodo dentro del espacio albertista. Misma suerte, pero con otro impacto seguramente, podría correr otro Intendente como Gustavo Gennuso. Por la cercanía política que tiene con el Gobernador, y porque además es el alcalde de la ciudad más importante de la provincia, Bariloche.

Recordemos. Los Intendentes son los que primero reciben los reclamos de la gente. En una elección tan polarizada, donde existen vecinos de las ciudades del interior que no saben si votar por Vidal o Cristina (cuando una no es candidata, y la otra lo es pero en la provincia de Buenos Aires), es importante garantizarse triunfos por más cortos que sean. Para muchos de ellos, JSRN no les asegura esa continuidad. Entonces para qué seguir atado a un ladrillo de plomo. Pero ojo, la política tiene sus revanchas. Tampoco hay que confiarse tanto. Todo se anota en una libretita.

Si fuera el Gobernador me preguntaría una y otra vez, “..qué hicimos…”, políticamente hablando, para tener un escenario tan distinto en sólo dos años. Y justo ahora, que comenzaban a gestionarse los rumores sobre la posibilidad de presentarse de nuevo en 2019. El tema es que para tener esa legitimidad hay que ganar en octubre, algo que hoy parece casi imposible.

Te puede interesar
Últimas noticias