28/05/2017

El tentador invierno

Las bajas temperaturas nos invitan a quedarnos más tiempo dentro de las casas y a comer preparaciones muy energéticas.

El tentador invierno
Licenciatura en Nutrición, Facultad de Medicina, Universidad de Buenos Aires 1995-2000. (+ Info)
D

ía nublado o frío…a veces con lluvia, otras con sol; esta época del año nos atrae a comer preparaciones calientes, guisos, chocolates, torta fritas o facturas, a preparar tortas caseras en casa. Está instalado el hábito de ingerir en invierno alimentos más energéticos. Digamos que el clima sigue siendo hostil durante el invierno, pero en general ya no estamos a la intemperie durante nuestra jornada. Nos trasladamos en vehículos, usamos vestimenta adecuada que nos protege del frío y los ambientes cerrados en general son adecuados y no padecemos el agresivo invierno en ellos. Si lo pensamos de esta forma, no es prácticamente necesario que nuestra alimentación sea más energética, ya que no perdemos temperatura.

Es lógico que las personas que trabajan al aire libre o se trasladan caminando o en bicicleta deban ingerir un poco más de energía en invierno, pero solo un poco, no en exceso.

Lo que sí no debemos descuidar durante la época de frío es la calidad de nuestra alimentación. Si bien consumimos más platos calientes en estos días, la presencia de vegetales crudos y frutas frescas es necesaria, ya que nuestro sistema inmune las necesita para mantener altas sus defensas y de esta forma prevenir gripes u otro tipo de enfermedades respiratorias, muy comunes en otoño/invierno. Por lo menos una vez al día tenemos que ingerir una fruta y una porción abundante de ensalada. El guiso con carne y verduras o lentejas, pastas, una rica tarta casera de atún o choclo, sopa de verduras con huevo o pastel de zapallo con pollo son excelentes opciones calientes, pero no descuidemos una entrada con ensalada y una fruta de postre o merienda.

Otro punto que me parece importante es que no dejemos que el frío nos encierre. En general el ocio dentro de casa nos invita a picotear o comer más harinas. Con buen abrigo y durante la siesta se puede disfrutar de una linda salida, ya sea trotar, caminar, ir en bicicleta con los chicos a la plaza o llevarlos a la barda. Es muy lindo moverse! Genera endorfinas (hormonas que nos dan buen humor), baja nuestro nivel de ansiedad (por lo que vamos a comer menos) y mantiene nuestro cuerpo sano y activo.

Por supuesto que el famoso ritual de los mates o el café con leche suele ir acompañado de algo tentador para comer, la clave no está en evitar o prohibirse, sino en comer equilibradamente. En lugar de 3 o 4 facturas o bizcochitos o tortas fritas comer máximo 2. De la misma forma aplicarlo al chocolate luego de la cena, una barra pequeña es buena en lugar de todo el paquete (si es semi-amargo mucho mejor). Este tipo de placeres, si los hacemos con poca frecuencia y aportamos todo tipo de alimentos a nuestra mesa, nos permitirá no sólo disfrutar de la comida sino también llegar a la primavera sin kilos de más.

¡Hasta la próxima!

Autor : Gonzalo
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
  • Me da vergüenza
    %
    0 votos
  • Me enorgullece
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Con la llegada de 20 nuevos equipos que serán instalados en las próximas semanas, la ciudad alcanzará el centenar de cámaras del Sistema Municipal de Videovigilancia.
Anna Huusmann no para de sumar actuaciones espectaculares. En Hungría, los 800 metros libres tuvieron a la joven nadadora barilochense peleando entre las mejores.
“Sólo debo guardar reposo unos días, por precaución", expresó la gobernadora electa a través de su cuenta de Twitter.
El hecho ocurrió en Beschtedt, entre Gallardo y Elflein, donde vive un hombre de 80 años. El detenido recuperó la libertad este viernes.
El partido encabezado por Andrea Galaverna había solicitado por “excepción” que lo dejen participar, luego de rechazarse la postulación de la lista del Frente Grande.