16/10/2020

Cóndores: las imponentes aves de la cordillera

Serán declarados como especie vulnerable a nivel internacional. Mirá las fotos y videos.

Cóndores: las imponentes aves de la cordillera
Los cóndores son una de las aves con tasa de reproducción más baja.
Fotos: Marcelo Martínez.
I

mponentes. Majestuosos. Impactantes. Los cóndores son sin dudas, una de las maravillas de la Patagonia y quienes caminan por los senderos de la zona pueden disfrutar de su presencia sobrevolando los cielos andinos.

Si bien en el último tiempo parecen verse con más frecuencia o en mayor cantidad, el Doctor Sergio Lambertucci, investigador de Conicet en el Inibioma, indicó a ANB que en realidad lo que sucede es que la gente realiza más actividades al aire libre luego de la cuarentena y por eso se registra una mayor cantidad de avistajes. Sin embargo, la población de estas aves se mantiene en algunas zonas, pero en general estaría mermando en los últimos años.

“En los últimos tiempos y a lo largo de su distribución se ha registrado una mayor mortandad de cóndores, especialmente debido a carroñas envenenadas. Por lo tanto, no podemos decir que el tamaño poblacional se haya incrementado, sino que está decreciendo en muchos sitios, por lo cual se considera como una especie  amenazada en todo el país y se va a recategorizar como una especie vulnerable a nivel internacional”, explicó el especialista.

En la región realizan estudios hace más de 20 años sobre esta especie, para lograr determinar sus características, cuáles son sus amenazas principales, saber cómo viven y de esta manera, incentivar la conservación de esta especie.

En el último tiempo hubo casos de cóndores encontrados en muy mal estado ya sea por envenenamiento con pesticidas, intoxicación por plomo, o colisión contra estructuras humanas o por falta de alimento  y es algo que se repite a lo largo del país. “En el norte neuquino hubo otros dos casos y es muy preocupante”, sostuvo.

El cóndor esa de las aves más longevas que existe. Aunque según explicó Lambertucci, no se puede determinar aún de manera exacta cuánto llegan a vivir en la naturaleza, en cautiverio pueden llegar a los 80 años.

También es una de las aves con la tasa de reproducción más baja: comienzan a reproducirse recién a los 6 o 7 años y ponen un solo huevo cada dos años, por eso, el envenenamiento de carroñas “puede resultar catastrófico”, determinó el doctor y ejemplificó con el caso mendocino en el que murieron 34 cóndores envenenados en 2018, “número que puede llegar a representar al 10% de la población que recorre la zona de Bariloche”.

 “Son animales grandes que pueden pesar unos 16 kilos en el caso de los machos y mover ese peso en el aire es complicado, por eso son expertos en cómo utilizar la energía del ambiente”, señaló y añadió que “utilizan las corrientes de aire, porque de no ser así, por más que aletearan igual caerían”.

 

Se estima que puede haber unos 300 cóndores que vuelan en la zona barilochense. (Foto: Marcelo Martínez)

Los cóndores pueden llegar a volar hasta 340 kilómetros, e incluso hay casos en los que llegaron a los 400 kilómetros diarios. De todas maneras, Lambertucci aclaró que son los esfuerzos máximos, ya que el promedio diario ronda los 100 o 150 kilómetros en los que buscan alimento y retornan al nido.

“Los cóndores que aprovechan estas corrientes de aire de manera inteligente y estratégica para recorrer grandes áreas buscando carroñas, porque el costo de volar aleteando es muchas veces mayor al de planear”, explicó el especialista.

Recientemente, un estudio conjunto entre el equipo de investigadores del Conicet y de la Universidad de Swansea del Reino Unido, reveló que el cóndor andino puede cubrir distancias de más de 170 kilómetros durante más de 5 horas sin batir sus alas y para lograrlo, elige minuciosamente su ruta y forma de vuelo.

Pueden pesar hasta 16 kilos y medir hasta 3 metros de envergadura. (Foto: Marcelo Martínez)

La edad de los cóndores se puede determinar por el color del plumaje; negro y blanco en los adultos y marrón en los juveniles. La cresta distingue a los machos, al igual que el mayor tamaño: los machos suelen tener 3 metros de envergadura y las hembras 2,8 metros aproximadamente.

Los cóndores se alimentan de animales muertos, por eso aparecen casos de aves envenenadas, ya que muchas veces comen las carroñas con veneno que dejan pobladores con el objetivo de reducir la población de carnívoros. Además, también existe cierto desconocimiento sobre los cóndores y la función que cumplen en el ecosistema.

“En un estudio reciente hicimos observaciones intensivas en cuadros de parición que tuvieron miles de ovejas y cientos de pariciones, pero sólo registramos un evento en el que un cordero nació y fue picoteado por jotes de cabeza negra, al cual luego se le sumaron algunos cóndores, que se retiraron antes de la muerte del animal.”, informó el biólogo. Según indicó además, en la mayoría de los casos este tipo de interacciones se da con corderos que nacen débiles o no son cuidados por sus madres, por lo cual generalmente tienen alto riesgo de morir solos. Además, esas interacciones con aves carroñeras duran horas, con lo cual hay estrategias sustentables que se pueden aplicar para evitarlas.  

 

En este sentido, Lambertucci también manifestó que además, al ser carroñeros, ingieren cualquier animal muerto que pueda haber en el campo y de esta manera evitan que el cadáver permanezca en el lugar siendo un hábitat para especies patógenas o bacterias e incluso también, alimento para especies problemáticas como perros asilvestrados o ratas. “Mantienen los campos limpios prácticamente sin alguno para los pobladores o propietarios. Si desestabilizamos una población tan importante generamos problemas muy graves”, consideró.

Si bien no es fácil determinar la población de cóndores en la zona, con los estudios realizados a lo largo de los años, Lambertucci indicó que pueden llegar a ser unas 300 aves aunque también se modifica el número dependiendo la etapa del año. Esto se debe a que se mueven mucho, y un cóndor que hoy vemos en Bariloche puede estar en unos días en Mendoza o Santa Cruz.  Además, “A diario vienen muchos de la zona cordillerana de Chile a alimentarse en la estepa patagónica y vuelven a sus nidos”, explicó. 

Caminar por la montaña o la estepa patagónica ya es una experiencia única de por sí, pero si a esto le agregamos el avistaje de los cóndores, seguramente será un momento inolvidable para cualquiera que se aventure en algún sendero. (ANB)

Galería de la Noticia
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    86%
    18 votos
  • No me gusta
    5%
    1 voto
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
  • Me da vergüenza
    0%
    0 votos
  • Me enorgullece
    10%
    2 votos
Dejar un comentario
Será para los turistas que lleguen del Alto Valle rionegrino y para los residentes de estas tres localidades.
La instancia será presencial y se realizará bajo un estricto protocolo ante el Covid-19.
Fueron diagnosticados 321 pacientes en las últimas 24 horas, informó el Gobierno de la provincia.
Los micros audiovisuales se podrán ver a partir de este domingo por el canal provincial.
En el primer vuelo, después de siete meses, llegaron más de 150 pasajeros. Durante este período sólo puede viajar en avión personal esencial o de asistencia.