28/06/2020

En medio de una pandemia, cómo podemos ganar salud

Es época de zapallos, zanahorias, ajos y kale, entre otros alimentos que la médica naturista, Sara Itkin, recomienda para reforzar el sistema inmune y ayudar en lo emocional.

En medio de una pandemia, cómo podemos ganar salud

Por Cecilia Russo

Ya se instaló el invierno. La nieve vino a cubrir cada uno de nuestros rincones. El frio se hace camino. Y se le suma un grupo de enfermedades virales propias de la época, encabezadas por el Covid-19 que revolucionó la vida de todos a nivel mundial.

Es tiempo de cuidar y proteger el cuerpo –y la mente – como nunca. Por eso, ANB consultó a la médica naturista barilochense, Sara Itkin, sobre qué alimentos ayudan a preparar el cuerpo para esta temporada tan especial y cómo ganar salud en este contexto de pandemia.

Básicamente, el consumo responsable empieza con los alimentos de temporada, valorando lo que crece en la zona. Aquí, en Bariloche y en la Patagonia, es tiempo de zanahorias, zapallos, ajo, kale, repollos, “todos alimentos que van a equilibrar nuestro sistema inmune, van a actuar ayudando a sostener nuestras defensas altas”, manifestó Itkin.

Cabe destacar que los zapallos y zanahorias son ricos en pro vitamina A, un poderoso antioxidante.

Itkin remarcó la importancia de consumir frutas y verduras de estación.

Además, Sara hizo hincapié, también, en alimentar las emociones: “Las vitaminas del grupo B son fundamentales en este tiempo, para proteger nuestro sistema nervioso y desgastado por tanto encierro”.

“Saber que todas las verduras nos van a aportar fibras, fundamentales para el equilibrio de nuestra microbiota, nuestra flora intestinal. Un intestino limpio va a ayudar a elevar nuestro sistema defensivo”, explicó, en tanto que aseveró: “Es importante tener presente que lo que consumamos tiene que ser un alimento y no un comestible, rico en nutrientes vitales que van a llevarnos a un equilibrio rico en salud”.

El invierno es la época ideal para consumir potajes o guisos: “Yo aconsejo cocinarlos con legumbres y muchas verduras; no es necesario agregar tanta carne. Son una excelente fuente proteica, de proteínas de alto valor biológico que nos van a dar calor”, aconsejó la Médica.

Y agregó: “No debe faltar en nuestra alimentación de invierno, ajos, cebollas y especias que nos levanten las defensas y nos den calor, como jengibre y pimienta”.

Preparar el hogar y los ambientes

Por otro lado, la Referente del estudio y uso de las plantas de la región apuntó a que, en tiempos de invierno y pandemia, “es necesario ventilar la casa. Debemos renovar el aire. A los virus les encanta estar en lugares cerrados y en la medida que ventilemos, nos vamos a asegurar un aire más puro”. Lo ideal, es hacerlo varias veces en el día, abrir ventanas y puertas.

A lo cual, agregó: “También podemos valernos de plantas aromáticas, que tienen un efecto antiséptico importantísimo, como el eucalipto. Yo aconsejo poner algunas hojas en una olla con agua hirviendo; a través del vapor se liberen las sustancias que van a desinfectar el ambiente. También se puede hacer con tomillo o romero”.

Los frutos de la rosa mosqueta son un verdadero tesoro vitamínico.

Otro consejo que brindó Itkin es “poner cascaritas de naranja sobre nuestra cocina o quemarlas para traer un aroma agradable y cítrico, lo cual tiene un efecto en nuestro sistema nervioso para traer calma y alegría, en este tiempo que a veces nos gana la pesadumbre y la tristeza”.

El valor de lo simple y natural

Sara revalorizó la necesidad de crear platos nutritivos y saludables, y señaló las ventajas del consumo de frutas y verduras: “destaco la cantidad de vitamina C que tiene la rosa mosqueta; tiene 20 veces más que los cítricos. Y además es rica en licopeno, un poderoso antioxidante y minerales de calidad. Y la tenemos en el patio de casa. Todavía es tiempo de buscarla y agregarla al agua del mate. No aconsejo cocinarla”.

En este contexto de ambientes cerrados, secos y con falta de humedad, es importante no olvidarse de consumir agua, “algo tan simple como eso”, manifestó la médica yuyera. Y añadió: “Debemos darnos calor con líquidos calentitos, infusiones; incluso el mate. Podemos agregar ciertas hierbas para ayudar a la digestión, como manzanilla o palo piche”.

En nuestra alimentación de invierno no pueden faltar especias que nos levanten las defensas y nos den calor.

Por último, Sara expresó que “es un buen tiempo, este invierno y en este momento particular de pandemia, de repensarnos en lo individual en lo familiar, en lo comunitaria y como especie humana. Hemos destruido montañas, contaminado ríos, deforestado selvas y bosques, y así el mundo no puede seguir. Se nos mostró cómo una partícula tan pequeña nos hizo retroceder y guardarnos”.

“Debemos también en este tiempo de repensarnos, tener conductas más amorosas en todas estas gamas de valores. Yo no voy a ganar salud en lo personal si no cuido el medio ambiente, porque soy parte de esa naturaleza”, reflexionó.

Y concluyó: “Siento que debemos volver a ser más animales, en el sentido de conectarnos con la Madre Naturaleza; volver a nuestra esencia, a nuestra fibra ancestral y sumar lo aprendido, pero en un contexto de ser parte de la naturaleza”.(ANB)

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    83%
    54 votos
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
  • Me da vergüenza
    5%
    3 votos
  • Me enorgullece
    12%
    8 votos
Dejar un comentario
Se trata de un procedimiento que ya fue probado con otras enfermedades. Los centros de salud aguardan la autorización para avanzar con los protocolos.
Las denuncias son de carácter anónimo y se pueden realizar por internet o de manera telefónica.
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
El barilochense Fausto Grillo y Trapani Calcio le ganaron a Livorno y siguen firme en la lucha por quedarse en la serie B del fútbol italiano.
La cantidad de casos positivos activos se redujo a 43 en nuestra ciudad.
La reunión virtual fue presidida por el presidente de la Cámara de Turismo de Río Negro, Néstor Denoya, y contó con la participación de los 5 representantes provinciales en la cámara baja.