05/11/2017

Créditos hipotecarios: ¿Vuelve la circular 1050?

Un detalle sobre los inconvenientes que pueden generan los préstamos que intenta impulsar el gobierno nacional.

Créditos hipotecarios: ¿Vuelve la circular 1050?
Los préstamos, sumados a la inflación constante del país, tienen su parte negativa.
Foto: ilustrativa.

Contador Público. Asesor y consultor. Se desempeñó en Ericsson S.A.I.C.F.I., fue administrador del hospital zonal ... (+ Info)

E

l gobierno en campaña prometió un millón de créditos hipotecarios para paliar el gran déficit habitacional que vive el país, sin lugar a dudas una solución importante para un problema endémico que tenemos los Argentinos.

Así nacieron los Préstamos Hipotecarios actualizados por la  Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), cuya cuota es medianamente baja pero actualizable mensualmente durante 30 años (360 meses) o más.

Con un simple ejemplo podremos visualizar su funcionamiento:

Préstamo: $1.000.000,00

Cuotas de: $ 9.194,00 (Representa el 30% del salario total ($30.647,00)

Plazo: 30 años o  360 meses (133.225 días).

Interés anual: 7.7%

Supongamos por un momento que en la Argentina se erradica definitivamente la inflación, el tomador de este préstamo tendrá que devolver al final del contrato $ 3.310.000,00 que representan el capital más los intereses (230% de Interés).

Hasta este momento pareciera que estuviéramos frente a un préstamo normal, pero no. Existe la clausura de ajuste UVA que actualiza el préstamo en función a la inflación reinante, que genera una deuda a moneda constante, transformando el crédito en una moneda fuerte, como el dólar, por ejemplo, en este caso si lo convertimos  nos da el siguiente resultado: Nos prestan uss 55.555 ($1.000.000/18) y debemos devolver uss 183.889 ($3.310.000/18).

El talón de Aquiles de este crédito Hipotecario radica en la Inflación, si los aumentos salariales estuvieran en relación directa con los índices inflacionarios , no habría problema, el tema pasa por las metas inflacionarias que impone el BCRA y que el gobierno quiere trasladar a las negociaciones salariales. Sin ir más lejos en el 2016 los salarios perdieron un 12% y para este año se estima un 6%.

Si hiciéramos una simulación donde la diferencia entre los aumentos salariales y la inflación real fuese del 4.2% anual durante los 30 años que dura el préstamos, el deudor debería devolver $6.288.247,00 en lugar de los $3.310.000,00, insumiéndole en las últimas cuotas el 100% de salario. Pero como el contrato dice que solo se puede abonar de cuota hasta el 30% del salario, la diferencia se trasladará en nuevas cuotas, que en este caso representan 27 años más de deuda, o sea si una persona de 40 años es tomador de este préstamo debería abonarlo hasta cumplir sus 97 años.

Este sistema financiero perverso a su vez está alimentando a otro sector tan siniestro como él: "El Inmobiliario" que al aumentar la demanda de inmuebles por los créditos hipotecarios, incrementó los precios de las propiedades. Esta burbuja financiera tarde o temprano va a estallar como ya pasó en España, Grecia y a esta el mismo EEUU, dejando un tendal de gente en la calle por no poder abonar las cuotas de sus créditos. ¿Volvió la circular 1050?, ojalá que no.

Autor : Claudia
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    40%
    2 votos
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
  • Me da vergüenza
    40%
    2 votos
  • Me enorgullece
    20%
    1 voto
Dejar un comentario
Si estás en el último año del colegio secundario podes ganarte un paseo para todo tu curso por el lago Nahuel Huapi hacia Isla Victoria para festejar el Día del Estudiante.
Por ordenanza, el gravamen vence el 31 de marzo. El intendente Gustavo Gennuso analiza darle continuidad, aunque deberá lograr consenso en el Deliberante.
Mirá el pronóstico para este miércoles en Bariloche.
Este miércoles se realizará la apertura. En nuestra ciudad, los talleres se realzarán en el escuadrón de Gendarmería.
Con esta obra se “cierra casi todos los circuitos de gas en la zona del alto”, destacó el intendente Gennuso.