¡nuevo! anroca.com.ar
Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Prisión en suspenso para conductor que mató a una mujer y se escapó

Prisión en suspenso para conductor que mató a una mujer y se escapó

En un juicio abreviado Sebastián Joaquín Caspani fue condenado por “homicidio culposo agravado”.

En el marco de juicio abreviado llevado a cabo el día lunes se condenó a Sebastián Joaquín Caspani por el delito de homicidio culposo agravado, por el hecho en el cual perdiera la vida una mujer, después de ser embestida y abandonada en la vía pública.

La Fiscal Betiana Cendon de la Unidad de Delitos contra las personas solicitó se condene a tres años de prisión en suspenso y cinco años de inhabilitación para conducir vehículos, considerando que se ha probado suficientemente la materialidad del hecho por parte del imputado. Asimismo la prueba colectada pudo determinar las condiciones en las que se dieron la circunstancias que condujeron a la muerte a la víctima.

El hecho atribuido al acusado ocurrió el día 24 de junio a las 18,45 aproximadamente cuando transitaba en su camioneta por las calles Beschted y Chubut. La víctima de más de 80 años de edad se encontraba cruzando la calle cuando fue embestida.

Acto seguido el acusado se dio a la fuga, sin brindar asistencia alguna a la anciana. Uno de los testigos presenciales inició una persecución para evitar que el acusado proceda a la fuga. Posteriormente solicitó colaboración de la fuerza policial para lograr su detención.

Las lesiones producidas por el impacto pusieron en serio riesgo de vida a la mujer, quien falleció por una falla multiorgánica, días después.

El defensor oficial Marcelo Alvarez Melinger expresó que debía tenerse en cuenta la pericia psiquiátrica emitida por la doctora Martinez del Cuerpo Médico Forense, que habla de la existencia de una patología previa que podría haber inhabilitado al acusado a brindar la debida asistencia a la víctima.

Su pupilo aceptó la responsabilidad en la comisión del hecho, la modalidad de ejecución y el monto de la pena impuesto.

El Juez de Juicio Héctor Leguizamon Pondal homologó el acuerdo entre la Fiscalía y la Defensa, condenando al acusado a tres años de prisión en suspenso y cinco de inhabilitación para conducir con las condiciones que impone la normativa de someterse a la inspección del patronato de Presos y Liberados, fijar domicilio y realizar un tratamiento psiquiátrico.

Asimismo mantuvo un dialogo con los familiares de la víctima que se encontraban en la sala, para explicar los alcances de la sentencia.

El juicio abreviado permite obtener una sentencia condenatoria sin que se lleve a cabo el debate oral y público. Para ello es necesario que las partes acuerden la aplicación de este tipo de juicios como también el reconocimiento explícito de la culpabilidad por parte del imputado, la aceptación de la pena que le propone la fiscalía y la modalidad de cumplimiento. La pena adquiere firmeza a los pocos días de dictada y permite evitar procesos de impugnación posteriores; como en el caso de juicio típico. (ANB)

Dejar un comentario