¡nuevo! anroca.com.ar
Miércoles, 22 de noviembre de 2017
“Después de un año de lucha nos encontramos casi como al principio”

“Después de un año de lucha nos encontramos casi como al principio”

A un año de encontrarse el cuerpo sin vida de Lucas Muñoz, Javier su hermano aseguró que “sembraron miedo en la sociedad de Bariloche”.

A un año de encontrarse el cuerpo sin vida de Lucas Muñoz, la sociedad de Bariloche se volverá a movilizar pidiendo justicia.

En la previa de la marcha que saldrá de Onelli y 25 de Mayo, Javier Muñoz, hermano de Lucas, habló con ANB y destacó que “después de un año de lucha nos encontramos casi como al principio, no tenemos novedades”.

Asimismo, aseguró que “queremos el esclarecimiento de la muerte de Lucas y una de las pocas herramientas que tenemos es marchar para visibilizar este pedido”.

Sobre la investigación, informó que “al no tener nada concreto se está basando en los pocos datos que ya se tienen y esperan encontrar algún error de los captores para obtener algún resultado; no tenemos aportes ni datos nuevos y la causa parecería que no avanza”.

“Necesitamos romper el pacto de silencio que existe alrededor de este caso, porque tiene que haber gente que sepa qué fue lo que pasó, apelamos a la buena predisposición estas personas para que nos hagan llegar alguna información, pero por momentos parece imposible”, enfatizó el hermano del oficial de policías secuestrado y asesinado.

“Lo que quisieron lograr con el secuestro de Lucas, lo obtuvieron; sembraron miedo en la sociedad de Bariloche y hay mucha gente que no habla por temor a terminar como mi hermano”, aseveró Javier Muñoz, además de agregar que “queremos que las autoridades provinciales y judiciales comprometan más, tiene que haber un cambió y romper con las estructuras que mantienen esos negocios”.

Para finalizar, dijo que el Gobernador y el ministro de Seguridad “no se deslinden la responsabilidad que tienen; nos tienen que dar respuestas y arbitrar los medios para llegar a una resolución de este caso”.

El 10 de agosto de 2016 se confirmaba lo que familiares y amigos de Lucas Muñoz habían temido durante 27 días: el joven había sido asesinado y su cuerpo arrojado a un descampado en cercanías de la ruta 40. Este jueves se cumple el primer aniversario y la causa sigue sin avances, mientras la familia continúa pidiendo Justicia.

Lucas Muñoz tenía 28 años, era efectivo policial oriundo de Ramos Mexía. Trabajaba desde hacía un tiempo en la Comisaría 42 y el 14 de julio salió de su casa para dirigirse a su puesto laboral, al que nunca llegó. Lo que pasó en el camino a la unidad policial, se desconoce, así como también lo que pasó en los posteriores 27 días que permaneció secuestrado. (ANB)

Dejar un comentario