¡nuevo! anroca.com.ar
Martes, 30 de mayo de 2017
19/05/2017
Desolador panorama para los comerciantes de Mitre
Fotos: Emiliano Rodríguez.

Desolador panorama para los comerciantes de Mitre

Las obras de Mitre no solo complicaron el tránsito, sino también las ventas para la mayoría de los dueños de comercios.

Pasaron más de quince meses desde la polémica instalación del vallado en calle Mitre y la obra que iba a demorar 270 días, sigue sin finalizarse. Desde un primer momento los comerciantes de la principal arteria céntrica se manifestaron disconformes con los trabajos ya que afectarían a las ventas por el corte de calles y ahora, aseguran que “no hay esperanzas” luego de la quiebra de la empresa Planobra que llevaba adelante la remodelación.

Las últimas cuadras de Mitre afectadas por los trabajos, fueron las primeras en comenzar a ser intervenidas, pero todavía no hay ninguna habilitada. Pese a esto, los vehículos circulan, estacionan y utilizan la calle casi de manera normal. Mientras tanto, en las veredas, las baldosas sueltas delatan los apuros de una obra.

Durante los primeros meses de 2016, cuando comenzaron los trabajos, se había hablado desde el Ejecutivo que era factible eximir a los comerciantes del pago de la Tasa de Inspección Seguridad e Higiene (TISH), pero eso “nunca ocurrió”, indicó a ANB Mariela, dueña de un local de ropa.

Otra de las posibilidades que se barajó para amortizar el impacto de las obras en la economía de los comercios era, mantener los precios de los alquileres sin aumentos, pero “fue otra de las promesas que el municipio no cumplió”, sentenció la mujer.

Son varios los locales que cerraron en los últimos meses, y otros se mudan por la imposibilidad de afrontar los pagos de alquileres que continúan aumentando en detrimento de las ventas que, según sostuvieron, “bajaron un 60 por ciento”.

Días atrás, el jefe comunal Gustavo Gennuso fue interceptado cuando caminaba por Mitre y algunos de los comerciantes le consultaron acerca de los trabajos, de qué sucedería ahora que la empresa quebró y cómo afrontarían la temporada invernal. “A todo nos respondió que no sabe. Que el intendente mismo me diga que no sabe nada, me deja en la incertidumbre total”, remarcó una de las frentistas afectadas.

“Todo lo que prometieron fue mentira. Con el pago de las tasas, si no cumplíamos en abonar, nos intimaban, como a cualquiera”, aseguró Mariela y apuntó también contra la Cámara de Comercio que “no nos brindó ningún respaldo”.

El municipio y la provincia analizan ahora llamar a concurso para seleccionar la nueva empresa que se deberá hacer cargo de los trabajos de remodelación, que según el ministro de Obras Públicas, Carlos Valeri, “son mínimos”, pero todavía no se decidió si la calle será para tránsito vehicular o exclusivamente peatonal.

“Nosotros no queremos que sea peatonal, nos quita muchísimas ventas porque no camina nadie por acá”, sostuvieron los comerciantes y agregaron que de todas maneras, en caso de abrirla al tránsito, “los adoquines van a romperse el primer día porque no hicieron nada bien”. (ANB)

Galería
Dejar un comentario