15/03/2017

"Me da vergüenza que hayan tomado a los usuarios de rehenes"

Lo dijo el titular de la empresa, Pedro Ponte.

P

edro Ponte, el titular de Semisa informó a ANB que los choferes que llevaron a cabo la medida de fuerza no comunicaron en ningún momento a la empresa las intenciones de paro. “Nos enteramos por las redes sociales donde se filtró alguna información. Me da vergüenza que hayan tomado a los usuarios de rehenes”.

“Es muy difícil armar un equipo de trabajo con vocación de servicio, lo que pasó hoy fue inaudito. En los próximos días se hablará de las medidas a tomar desde la empresa en auditoria con los delegados”, advirtió Ponte.

Además, el titular de Mi Bus aprovechó la entrevista para pedir disculpas a la comunidad.

“No nos corresponde a nosotros como grupo Semisa pedir las disculpas, ya que esto sucedió porque los medios correspondientes como la justicia y la subsecretaría de Trabajo no accionaron para solucionar el conflicto de Autobuses con los trabajadores, pero me siento en el compromiso de pedir perdón en nombre de las personas que día a día queremos mejorar nuestra calidad de servicio”.

Cabe recordar que sin aviso, esta mañana los choferes de Mi Bus decidieron realizar retención de servicios  debido a que la empresa que explotaba el transporte urbano hasta hace un mes, Autobuses Bariloche, no pagó los salarios como se había convenido. Así, los empleados decidieron llevar las unidades al Centro Cívico. (ANB)

Autor : Sofia Solá
¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    33%
    5 votos
  • No me gusta
    13%
    2 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
  • Me da vergüenza
    53%
    8 votos
  • Me enorgullece
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Permitirá la distribución gratuita de aceite de cannabis a aquellas personas que tengan alguna de las patologías contempladas en la norma.
En las últimas horas el Sernageomin detectó mayor actividad sísmica.
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Las interesadas podrán sumarse hasta el 29 de junio y se amplió la convocatoria a las jóvenes de 17 años de edad.
En el mismo período, también hubo una reducción de los delitos contra la propiedad y contra la integridad sexual.
Los jóvenes protagonizan conflictos violentos a la salida de los locales nocturnos y los vecinos se quejan de la falta de presencia policial.