¡nuevo! anroca.com.ar
Miércoles, 26 de julio de 2017
¿Qué hacían?
Parados en fila, con sus largas armas.
Foto: ANB.

¿Qué hacían?

La fuerte presencia policial en Onelli generó gran incertidumbre y temor entre los vecinos.

En Bariloche, últimamente es moneda corriente ver a grupos de policías circulando en motos o en camionetas fuertemente armados. Este jueves el alto despliegue de efectivos causó susto y perplejidad en los vecinos, quienes no entendían qué estaba sucediendo.

A las 13, sorpresivamente nueve uniformados llegaron en motocicletas a la calle Onelli. Bajaron de los rodados y se pararon en fila sobre la vereda de esta arteria, entre Albarracín y Tiscornia, exhibiendo sus largas e intimidantes ithacas.

A los pocos minutos, se congregaron en el lugar vecinos que preocupados preguntaban qué ocurría. Los efectivos permanecían inmóviles, sin dar respuestas.

Ante la consulta de ANB, uno de los uniformados aclaró que no había sucedido ningún hecho delictivo. “Se trata de una tarea de prevención”, sostuvo, escuetamente.

Los operativos policiales comenzaron a ser desplegados en las calles de la ciudad pocos días antes de las Fiestas, en el marco de un procedimiento de prevención impulsado por la Policía de Río Negro con el fin de evitar conflictos a fin de año.

Oportunamente, la en ese entonces titular de la Unidad Regional III, Beatriz Castillo, informó a ANB que 200 efectivos habían arribado a la ciudad para abocarse a los trabajos preventivos. La comisaria dijo que los refuerzos se quedarían hasta el 4 de enero, especialmente afuera de los supermercados, a pesar de que no hubo amenazas por posibles disturbios o saqueos.

“Es muy intimidante ir caminando por la calle y encontrarse con tantos policías juntos mostrando esas armas”, se quejó Fabiana, una vecina de la ciudad. “Lo que hacen no tiene sentido. Solamente generan miedo y preocupación”, cuestionó Beatriz, otra mujer que dialogó con ANB. (ANB)

Dejar un comentario