¡nuevo! anroca.com.ar
Domingo, 24 de septiembre de 2017
08/10/2016
El Balseiro abre las inscripciones para becas de verano

El Balseiro abre las inscripciones para becas de verano

Serán 15 los beneficiados. Los interesados tienen tiempo para postularse hasta el 31 de octubre.

El Instituto Balseiro abrió las inscripciones para su programa de becas de verano.

La inscripción estará abierta hasta el 31 de octubre. Los participantes seleccionados realizarán actividades de investigación y desarrollo en el Centro Atómico Bariloche durante todo el mes de febrero de 2017.

Al igual que en años anteriores, serán 15 los becarios que participarán del programa organizado por el Balseiro, dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo).
El programa “Becas de Verano” invita a adquirir experiencia en investigación y desarrollo (I+D) con énfasis en el trabajo experimental. El contacto para consultas es: [email protected]

Pueden postularse recientes graduados (con no más de un año desde su egreso); o estudiantes avanzados (con el 75% de las materias aprobadas) de Física, Química, Ingenierías y carreras afines de universidades de Argentina o del exterior. La selección de los becarios se realiza en base a sus antecedentes académicos y a sus méritos en general.

Las becas cubren los gastos de alojamiento, un per diem y el transporte terrestre dentro de Argentina. “El tramo hasta Argentina por parte de becarios de otros países deberá ser financiado con otras fuentes”, informaron los coordinadores de la iniciativa, los docentes del Instituto Balseiro Javier Curiale, Pierre Arneodo y Facundo Castro.

Los participantes de este programa provienen cada año de distintas universidades de Argentina y de otros países latinoamericanos, y generan extensas redes de contacto. Durante la estadía en el CAB, conocen nuevos ámbitos laborales, amplían sus conocimientos y descubren métodos en áreas experimentales de temas variados de ciencia y tecnología.

En la edición 2016, el programa tuvo una convocatoria que alcanzó los 200 inscriptos e incluyó postulaciones de distintas ciudades de Argentina y de varios países de Latinoamérica. Participaron de la actividad 16 jóvenes con edades entre los 22 y los 26 años. Los becarios argentinos provinieron de las ciudades de Córdoba, Mar del Plata, Mendoza, Salta, Buenos Aires, Tucumán, Resistencia, Santiago del Estero y La Rioja, y los extranjeros de Cochabamba (Bolivia) y Lima (Perú).

Para más información sobre los requisitos de este programa, se puede ingresar a www.ib.edu.ar y/o escribir a [email protected] Los interesados tienen hasta el 31 de octubre para enviar su postulación.

Las experiencias de los becarios

Durante febrero de 2016 se realizó la 22º edición de este programa. Participaron 16 becarios de entre 22 y 26 años de edad que provinieron de las universidades nacionales de Córdoba, Mar del Plata, Cuyo, Salta, Buenos Aires, Quilmes, Tucumán y Santiago del Estero. También participaron estudiantes y graduados de la Universidad Tecnológica Nacional (sedes de Mendoza, Resistencia y La Rioja), y dos casas de estudios del exterior: Universidad Mayor de San Simón (Bolivia) y la Universidad Mayor San Marcos (Perú).

“De esta gran experiencia me llevo un grupo de compañeros, amigos, futuros colegas que son grandes personas con los cuales compartí un mes excelente, intercambié ideas, opiniones y conocimiento”, contó Tomás Petrini, de 22 años de edad y oriundo de la ciudad cordobesa de Alta Gracia. “Tuve la gran posibilidad de trabajar con un grupo de profesionales excelentes, con los cuales aprendí muchísimo porque estuvieron a disposición todo el tiempo y me dieron la oportunidad de proponer y discutir ideas y actividades. Además tuve la oportunidad única en conocer y manipular equipos de alta tecnología que no se encuentran en otros lugares del país”, agregó el estudiante avanzado de Ingeniería Química de la Universidad Tecnológica Nacional (sede Córdoba).

Por su parte, Juan Andrés Hofer, de 25 años de edad, destacó: “Me llevo un conjunto de experiencias sumamente gratificantes que, sin duda, van a aportar de manera significativa y constructiva al futuro de mi persona. Disfruté cada momento de la estadía, tanto en el trabajo como fuera de él, en los momentos en que con los demás participantes fabricamos recuerdos inolvidables y en las escapadas a la naturaleza que agregaron un condimento impredecible al tipo de labor que proyectaba realizar”. El estudiante de la Licenciatura de Física de la Universidad Nacional de Cuyo agregó que regresó a su ciudad, Mendoza, lleno de motivación y ganas de seguir trabajando.

Por último, Priscila Pubul Martín, Licenciada en Biotecnología por la Universidad Nacional de Quilmes contó que, como su carrera no está directamente vinculada con la mayoría de los temas de investigación y desarrollo del Centro Atómico, tuvo que aprender mucho y en un ritmo intensivo. “Si bien al principio tenía un poco de temor de no llegar a comprender los temas, fue una experiencia súper enriquecedora”, dijo. Y contó que adquirió nuevos conocimientos técnicos y conoció distintos proyectos científicos, a muchos investigadores y el propio Centro Atómico. “Me llevo un gran grupo de amigos de casi todos los rincones del país, así como de Bolivia y Perú”, concluyó la joven de 25 años de edad y oriunda de Bernal, provincia de Buenos Aires.

Dejar un comentario
Encuesta
¿Cómo considerás que es el servicio de transporte público en la ciudad?
Malo.
484 votos
39%
Regular.
256 votos
21%
Bueno.
316 votos
25%
Muy bueno.
187 votos
15%
1243 Votos
Ver resultados