¡nuevo! anroca.com.ar
Miércoles, 22 de febrero de 2017
Mario Antonio Bevilacqua
Contador Público. Asesor y consultor. Se desempeñó en Ericsson S.A.I.C.F.I., fue administrador del hospital zonal de Bariloche y secretario de Hacienda de esta ciudad. Ver más
Contador Público. Asesor y consultor. Se desempeñó en Ericsson S.A.I.C.F.I., fue administrador del hospital zonal de Bariloche y secretario de Hacienda de esta ciudad.
[email protected]
Mares de incoherencia

Mares de incoherencia

La política económica que está llevando adelante el Gobierno Nacional, por un lado quiere bajar la inflación a cualquier costo y por otro aumenta las tarifas públicas.

Nuestro Gobierno Nacional se encuentra en una cruzada contra los sindicatos para que estos no superen en las paritarias el 18% de aumento (pauta de inflación fijada en el presupuesto nacional 2017) en sus pretensiones salariales. Este capricho casi infantil obliga a funcionarios públicos a argumentar incongruencias como por ejemplo el Ministro de Economía de Bs As que expuso que con un incremento salarial del 18% anual dividido en 4 tramos de 4.5% los trabajadores le ganarían a la inflación.

Sin considerar el desfasaje entre la inflación y los aumentos salariales acordados durante el 2016 donde los trabajadores perdieron casi un 10% en el poder de compra de sus salarios, este 2017 nos está mostrando con lo sucedido en el primes mes del año que la inflación no se detiene, las consultoras nos hablan de casi un 2% de inflación en enero y otro valor muy similar en febrero, por lo tanto ese potencial aumento del 4.5% en el primer trimestre se agotaría en 2 meses.

Los sindicatos sin quererlo le están indicando al Gobierno cual es el camino a seguir si quieren reactivar la economía, el salario es el motor del consumo, sin él, la recesión y la depresión seguirán socavando al país durante el 2017.

En este año electoral el Ejecutivo Nacional apuesta todas sus fichas a la obra pública como motor del crecimiento de la economía, es muy probable que algunos sectores se vean beneficiados con esta actividad, pero a la inmensa mayoría de la población le será casi indiferente este potencial derrame de crecimiento.

No se entiende la política económica que está llevando adelante el Gobierno Nacional, por un lado quiere bajar la inflación a cualquier costo y por otro aumenta las tarifas públicas y los combustibles en forma desmedida generando rebotes inflacionarios en los precios de todos los bienes y servicios ofertados, pareciera que su único objetivo es reducir el poder de compra de los salarios ya sea por incrementos de sueldos por debajo de la inflación o por aumentos en los valores de los servicios públicos.

El Gobierno debería tomar conciencia de la recesión en la que inmensa nuestro país, seguir aplicando el modelo monetarista de absorber dinero del mercado a través de altas tasas de interés profundizan más aún esta depresión, un poco de inflación producto del consumo no es perjudicial para el país, los trabajadores le están indicando claramente lo que se debe hacer para salir de este estancamiento ojalá que los puedan escuchar. (ANB)

Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    31%
    4 votos
  • No me gusta
    8%
    1 votos
  • Me es indiferente
    8%
    1 votos
  • Me da vergüenza
    46%
    6 votos
  • Me enorgullece
    8%
    1 votos
Dejar un comentario