Martes 21 de octubre del 2014

mín:

máx: 19º

t 14º

pre: 982.05 mb - vie: 33.8 km/h

Semana Musical 2012 | 07/11/2012

Extraordinario concierto del Ensamble Buenos Aires y solistas

El virtuosismo de la violinista italiana Francesca Dego, la puntillosa coordinación de la orquesta Estación Buenos Aires, la pericia del director Rafael Gintoli y el oficio del pianista Luis Ascot hicieron del concierto de anoche una experiencia única, en el marco de la Semana Musical Llao Llao. El informe.

Quienes colmaron el salón Llao Llao tuvieron oportunidad de asistir a la interpretación de las Cuatro Estaciones de Antonio Vivaldi (1678-1741) a cargo de la orquesta y la violinista solista; de la Sinfonía Veneziana de Antonio Salieri (1750-1825), por la orquesta, y el Concierto para piano Nro. 14 en mi bemol Mayor, KV 449 de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) actualizado por orquesta y pianista.

De los efusivos aplausos y bravos con los que el público saludó la actuación de Francesca Dego participaron integrantes de la orquesta y su director Rafael Gintoli agitando los arcos de sus instrumentos en tradicional gesto de aprobación. La joven violinista retribuyó tales manifestaciones obsequiando el Capricho Nro. 16 de Niccolo Paganini, emocionante interpretación que renovó admiración.

El presentador Nelson Castro resumió la experiencia señalando que fue una "versión notable" de la obra de Vivaldi. Asistimos, dijo, a la presentación de "una gran violinista cuyo ajuste con una orquesta dinámica resultó en una calidad de sonido excepcional. El vivido fue un momento privilegiado. Una jornada fantástica", expresó.

Hacía referencia así, no sólo al concierto nocturno sino también al ofrecido al medio día por el violinista Manuel Quiroga, la pianista Paula Gelpi y el violista Juan Manuel Castellanos en el mismo escenario.

El programa escogido por los jóvenes intérpretes incluyó L’Arpeggione. Sonata en la menor, D 821 de Franz Schubert (1797-1828), Polonesa en Concierto, Op. 4 C de Henryk Wieniavski (1835-1880) y Trío para piano, violín y violoncello KV 498 "Trío de los bolos" de Wolfgang Amadeus Mozart. Definido por Nelson Castro como "fantástico y original", fue desarrollándose con la soltura puesta de manifiesto por violinista, pianista y violista en el excepcional marco brindado por el paisaje circundante asomando a través de los ventanales del histórico establecimiento hotelero.

Las cuatro estaciones

Cerca de quinientos fueron los conciertos escritos por Antonio Vivaldi, más de doscientos dedicados al violín. Cuatro de ellos, incluidos en Il cimento dell’armonia e dell’inventione son los conocidos como Las cuatro estaciones. Es considerada entre las obras pioneras de la música, debido a su desarrollo pragmático ya que para cada estación existe un soneto, un poema. Para el Barroco es revolucionario, período que concluiría con la obra maestra de Héctor Berlioz -uno de los referentes del Romanticismo-, Sinfonía Fantástica, ilustró Castro.

La composición de Vivaldi hace referencia, acotó durante su presentación, a la vida de un grupo de pastores y sus sentimientos ante las estaciones del año. La vida bucólica y abierta durante la primavera, las cosechas y el calor del verano, el recomienzo del año y las expectativas con respecto al año que vendrá del otoño y las desapacibles tormentas del invierno. "Desde el punto de vista del desarrollo de la música, es original. Desde el punto de vista evolutivo constituye la definición del concierto barroco alternando instrumentos y orquesta que dialogan. Hasta entonces el solista tocaba y acompañaba la orquesta. El diálogo es mantenido mediante los recursos del eco y la respuesta".

El último elemento evolutivo define características asimilables a la sonata. Hasta entonces los conciertos eran definidos como De iglesia -más grave (movimientos lento-rápido-lento)- y De cámara -no tan desarrollado porque la mayoría de las obras eran interpretadas en iglesias-, un poco más vivaz. La Iglesia imponía ciertas normas, definió el presentador.

Vivaldi toma la forma sonata y la utiliza para concierto (rápido-lento-rápido). Es ésta una obra pionera que instala una forma no estable hasta desarrollar el concierto grosso y la sinfonía.

Elevados los primeros acordes de la Primavera, imposible no rememorar las veladas protagonizadas por la Camerata Bariloche, agrupación que nació muy cerca, junto al lago Moreno en el seno del Camping Musical Bariloche bajo la guía del violinista de renombre mundial Alberto Lysy.

La belleza del sonido emanado de los violines anticipaba el hecho memorable. Francesca Dego comenzó a desplegar sus dotes excepcionales. Con técnica impecable, su gracia artística queda demostrada también en la expresión corporal con la que acompaña sus interpretaciones. Su interacción con la orquesta no queda acotada al sonido, miradas y gestos van creando un vínculo que enriquece.

Segunda parte

Salieri y Mozart. La rivalidad entre los compositores no llegó al extremo planteado en la película Amadeus. En realidad es una gran infamia, acotó Castro al presentar la segunda parte del concierto.

Aquella rivalidad fue superada. Incluso un hijo de Mozart fue discípulo de Salieri, gran director de orquesta y maestro docente. La Sinfonía Veneziana es una obra derivada de la ópera La escuela de los celosos, explicó. Su interpretación estuvo a cargo de Estación Buenos Aires bajo la dirección de Rafael Gintoli.

En combinación ideal, según considerara Castro, luego llegaría el Concierto creado por Mozart en plena evolución de maduración compositiva. Cuando arriba a Viena, empieza a desarrollar su vida profesional. Lo anima "la enorme felicidad de ganarse la vida con sus obras y aplica técnicas innovadoras. La idea de poder llevar una vida mejor".

La conformación del programa permite revisionismo histórico. "Disfrutarán del talento de Salieri y la genialidad de Mozart", anticipó. Y fue posible merced al profesionalismo de los músicos que integran la orquesta, al dominio técnico manifestado por el pianista Luis Ascot y a la dirección ejercida por Rafael Gintoli. Francesca asistió desde uno de los sillones ubicados en el ingreso del salón Llao Llao.

Francesca Dego es considerada entre los mejores intérpretes italianos de la nueva generación. Su ascendente carrera le ha permitido presentarse regularmente como solista y camarista en Italia, Estados Unidos, México, Argentina, Uruguay, Israel, Inglaterra, Irlanda, Francia, Alemania y Suiza.

Ganadora de numerosos concursos nacionales e internacionales, obtuvo su Diploma de Honor con mención especial en el Conservatorio de Milán. Ejecuta con un violín Giuseppe Guarneri del Gesù por gentil préstamo de la firma "Florian Leonhard Fine Violins" de Londres.

Laureado en numerosos concursos nacionales e internacionales, Luis Ascot ha ofrecido conciertos en los más encumbrados escenarios del mundo. En junio de 2007, el Conservatorio de Música de Ginebra le otorgó el título de "Profesor Honorario" en reconocimiento a su importante actividad pedagógica en el seno de esa Institución. Fue galardonado con el "Premio a la Trayectoria" 2011 de la Asociación de Críticos Musicales de la Argentina.

El concierto de anoche fue de despedida de Semana Musical hasta el año próximo para el periodista Nelson Castro. A partir de hoy las presentaciones estarán a cargo del especialista Marelo Arce.

Momento propicio para que el director general Martín Nijensohn, el director regional Marcelo Moscovich y la productora general Diana Nijensohn entregaran un obsequio a Castro en reconocimiento a la labor realizada para Semana Musical Llao Llao.

Castro destacó la trascendencia de lo que consideró "una obra que es patrimonio cultural argentino. Con esfuerzo familiar y de amigos realizan un trabajo monumental".

Programación

El concierto nocturno de hoy miércoles a partir de las 20 reunirá en un mismo escenario a los integrantes del Ensamble Estación Buenos Aires junto a su director Rafael Gintoli y los solistas Francesca Leonardi, piano (Italia), Mariano Rey, clarinete y Daniel Crespo, trompeta. Interpretarán obras de José Luis Castiñeira de Dios (1947), Astor Piazzola (1921-1992), Paquito D’Rivera y Dimitri Shostakovich (1906-1975).

Al medio día hará su presentación Viento Sur Trombones, integrado por Carlos Ovejero, Jorge Urani, Enrique Schneebeli y Pablo Fenoglio. Iniciará su contacto con el público con el Aire de chacarera Salavinera de Rolando Budini, continuando con Tres melodías suecas de Mogens Andersen (Quién puede navegar sin sueño, Y pronto llegará el tiempo de primavera y Melodía de

Últimas noticias

11/11 - 08:40 | Entre lo bello y lo sublime

10/11 - 20:10 | El universal lenguaje de la música

09/11 - 08:33 | Talento en turquesa y azul

Las noticias más leídas

Agencia de Noticias Bariloche :: Diario online con noticias e información de San Carlos de Bariloche. Director Periodístico del diario: Santiago Rey

Copyright 2007 - www.anbariloche.com.ar - Todos los derechos reservados | Agencia de Medios Patagonia S.R.L.