ANB - Agencia de Noticias Bariloche

Miércoles 23
julio 2014
San Carlos de Bariloche

24 de junio de 2012 | El dominio no domina

Compraron .patagonia, ¿hacemos algo?

A partir de principios de año, la ICANN abrió la posibilidad de registrar nuevos dominios de primer nivel. Hasta ese momento solo había veintidós opciones genéricas. La principal de ellas, la conocida “.com”. Grandes empresas comenzaron a registrar nuevos dominos como “.google”, “.casino”, “.book”, etc. La empresa estadounidense Patagonia Inc. registró el dominio “.patagonia” ¿Es correcto que una empresa privada lo utilice para su promoción o se debería utilizar para sitios de la región patagónica? ¿Quién debería administrar este dominio?

¿Pierde protagonismo el .com?

Antes de plantearnos quién tiene más derecho sobre ".patagonia" o si dormimos y nos ganaron de mano, vamos a entender un poco más qué es esto de los dominios.

La mejor manera de aprender es ir a las fuentes (no a Wikipedia), por eso navegamos hasta el sitio web de la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers). Citando y resumiendo un poco:

“ICANN se fundó en 1998 como asociación sin ánimo de lucro y en ella se reúnen personas de todo el mundo cuyo objetivo es asegurar que Internet sea segura, estable e interoperativa. No controla el contenido de Internet. No puede detener el correo basura y no gestiona los accesos a Internet. Su principal función es coordinar el sistema de nombres de Internet”

Una vez presentados veamos que es lo que coordinan:

“La principal forma en la que los equipos informáticos que conforman Internet se encuentren entre sí es mediante una serie de números (denominada “dirección IP”), que es específica de cada dispositivo. Sin embargo, para el cerebro humano es difícil recordar largas listas de números, por lo que el DNS -sistema de nombres de dominio- utiliza letras en lugar de números y vincula una serie precisa de letras a una serie concreta de números.

El resultado final es que el sitio web de ICANN puede encontrarse en “icann.org” en lugar de en “192.0.34.163”, que es como lo conocen los ordenadores de la red.

Los nombres de dominio se componen de dos partes, separadas por “el punto”. En la parte derecha del punto se encuentra el dominio de primer nivel o TLD, y corresponde con las terminaciones “com”, “net” u “org”, entre otras.”

Hasta fines del 2011 había solo veintidós dominios genéricos (gTLD) como ".com", ".org" o ".net" y los 250 dominios territoriales (ccTLD) como “.ar”,”.es”, etc. En esta primera convocatoria lanzada a principios de año se presentaron 1930 solicitudes para registrar dominios de primer nivel como por ej. “.google”, “.casino”, ".web", etc. La principal traba para que un “mortal” registre un dominio de primer nivel fueron los 185.000 dólares de entrada y los 25.000 dólares anuales de mantenimiento. Este pequeño detalle motivó, por ejemplo, que ANB siga siendo "http://www.anbariloche.com.ar" y no "http://yoleo.anbariloche"

Dominando .patagonia

Leyendo la versión online del viernes 22 de junio del diario La Nación, encontré la nota “No al dominio .patagonia: defender lo que es nuestro también en Internet” escrita por Lucas Vall. En la misma se plantea como frases principales:

“La Patagonia es nuestra, la Patagonia física, pero la Patagonia virtual estará en manos de una empresa, para siempre.”

“Debemos actuar antes de que se reviertan los roles Internet”

También convoca a unirse a un grupo de Facebook para evitar que el dominio quede en manos de esa empresa. Actualmente todos los nuevos dominios están en período de revisión, asi que es el momento para actuar.

Pero antes, me surgen algunas preguntas...

¿Quién debería administrar ese dominio?

¿Argentina, Chile, o se debería crear un Ente Binacional de Administración del Dominio ".patagonia"?

¿Un privado que sea de la patagonia?

¿Quién lo pagaría?

¿Vale realmente la pena invertir esa plata en el dominio ".patagonia"?

¿Se debería utilizar el dominio para páginas únicamente turísticas y de información, o para comercios también?

Supongamos que rápidamente logramos que el Gobierno Nacional presente una queja ante la ICANN y nos permiten hacernos del dominio. Como el Estado tiene otras prioridades, hacemos una “vaquita”, conformamos una cooperativa y nos adueñamos del dominio ".patagonia".

Ya es nuestro, y ahora...

¿Cuantos comercios y empresas cambiarán sus dominios actuales “.com” y “.com.ar” por el dominio “.patagonia”?

¿Dejaría de ser www.anbariloche.com.ar por www.anbariloche.patagonia?

¿Las agencias de turismo van a elegir ".patagonia" en lugar de ".travel" o ".viajes"?

Por ejemplo, ¿el Hotel Llao Llao dejará de ser www.llaollao.com a ser www.llaollao.patagonia o www.llaollao.hotel? Puede tener registrado los tres y que todos vayan al mismo sitio web, pero ¿cuál ponemos en la folletería o en los avisos publicitarios?

¿Las provincias patagónicas y sus organismos públicos, deberían ser .patagonia o .gob.ar?

Siguiendo este tipo de razonamiento, dominios como “patagonia.com.ar” o “rionegro.com.ar” no deberían estar en manos de privados; o el dominio “bariloche.com.ar” debería utilizarlo el EMPROTUR, ya que tiene los derechos de utilizar ese nombre para la promoción turística, en lugar del dominio poco común que tiene actualmente “barilochepatagona.info”

La otra gran pregunta es... ¿con “.bariloche” que hacemos? ¿Le decimos al Municipio que gaste 185.000 dólares de entrada y los 25.000 dólares anuales de mantenimiento para evitar que una empresa privada consiga ".bariloche" y nos robe lo que es nuestro?

El dominio no domina

El “dominio” o nombre de una página es importante pero no definitorio, menos en los tiempos que corren donde la gente ya no escribe la dirección web en el explorador/navegador. Actualmente la "navegación" se realiza principalmente a través de los enlaces que nos interesan -compartidos en redes sociales, vía email, publicados en medios de comunicación, etc.- o a través de resultados de búsquedas, banners y publicidades. Cada vez más la gente se conecta a internet desde celulares o tablets, donde casi no se escriben direcciones webs, sino que se utilizan marcadores, íconos y aplicaciones para llegar al destino deseado.

Las personas, comercios, empresas y demás “actores” de la patagonia que poseen sitios en Internet no se van a ver afectados por ésto, y creo que la mayoría no saldría corriendo a cambiar la dirección de su página web.

Las grandes empresas como Google, Amazon o Facebook cuyo negocio está en internet, o las “no virtuales” como Nike, Telecom, Sony, etc. son las que van a aprovechar esta movida.

Pueden utilizar los nuevos dominios con fines de promoción (o http://zapatillas.nike o http://play.sony) o de organización dentro de sus sitios web (por ej. http://mapas.google o http://libros.amazon). Las empresas que consigan los nuevos dominios genéricos (.viajes, .juegos, etc.) ganarán comercializándolas como actualmente se hace con los “.com”, “.net”, etc. No nos olvidemos que todos los nuevos dominios van a seguir siendo regulados por la ICANN.

Participemos en el grupo de Facebook para evitar que “.patagonia” sea de una empresa privada, pero mientras tanto definamos qué vamos a hacer con él en caso de lograrlo.

Participemos, pero tengamos claro que la patagonia no pierde su lugar en Internet, ni pierde protagonismo.

Participemos, aunque sepamos que la mayoría de la gente no se va a dar cuenta si usamos o no el dominio ".patagonia"

Participemos y recordemos que no hablamos de la explotación de recursos naturales de nuestra región, ni de la administración y comercialización de nuestros servicios públicos.

Por Santiago Grau

Agencia de Noticias Bariloche :: Diario online con noticias e información de San Carlos de Bariloche. Director Periodístico del diario: Santiago Rey

Copyright 2007 - www.anbariloche.com.ar - Todos los derechos reservados | Agencia de Medios Patagonia S.R.L.