ANB - Agencia de Noticias Bariloche

Martes 02
septiembre 2014
San Carlos de Bariloche

23 de junio de 2012 | Reportaje

Pelloni recibió denuncias de tráfico de niños en la región

Irrumpió en las marchas del silencio en Catamarca, cuando era directora de la escuela a la que asistía María Soledad Morales. Salir a la calle para esclarecer ese crimen, la convirtió en una líder social. Alguna vez dijo que era una monja feminista. Lo es. Pero no puso sólo el ojo en la forma que toma el patriarcado en su propia institución. Formó parte de la APDH y hoy está al frente de una institución que brinda asistencia a las víctimas de trata, abusos y adicciones, la Red de Infancia Robada, institución que creó y dirige desde Goya, Corrientes. A pocas horas de llegar a Bariloche, la hermana Marta Pelloni, habló con ANB y confirmó que decidió venir por denuncias que recibió relacionadas al posible tráfico de niños y niñas vía el Nahuel Huapi, hacia Chile. Un reportaje de Susana Yappert.

ANB: Su visita a Bariloche está relacionada a que recibió denuncias de tráfico de niños y niñas desde la zona de Bariloche hacia Chile, vía lacustre ¿Qué información maneja al respecto?

Marta Pelloni: El año pasado estuve en Cipolletti haciendo una capacitación y allí tuve la oportunidad de escuchar denuncias que alertaban sobre la existencia de tráfico de niños en esta zona; es decir todo lo que significa “trata”, que es reclutamiento de personas, incluidos niños; y tráfico, que es pasar niños y niñas por la frontera para ser que entregados en Chile o hacia Chile. Habrá que saber a dónde se “adoptan” esos niños y si el tráfico de ellos es para adopción, si es para tráfico de órganos, si es para turismo sexual, es decir, saber cuál es la finalidad de tantos secuestros de niños. La compra y venta de niños en el país, es terrible. Lamentablemente, el turismo sexual en esas zonas de mucho turismo internacional es frecuente. Acá, nosotros en Corrientes, tenemos zonas como los Esteros del Iberá, Iguazú, que son zonas de turismo internacional con turismo sexual de niños.

ANB: ¿Usted recibe denuncias concretas? ¿Cómo trabaja su organización cuando reciben este tipo de información?

M.P.: Nosotros recibimos denuncias pero no hacemos investigación. Nosotros lo que hacemos es capacitar para sensibilizar a la sociedad fundamentalmente. Esto requiere de un compromiso social porque estos son problemas sociales que cuando el Estado no los puede abarcar en su totalidad, como ocurre en instituciones policiales, municipales, instituciones de justicia, bueno, la sociedad también tiene que colaborar y no ser indiferente. Por eso es tan importante sensibilizar y capacitar. Es fundamental que se cree un foro social articulando con consejos municipales, consejos de la familias, consejos del menor, justicia, policía, policía femenina; incluso para conseguir casas de refugio para cuando hay todo tipo de violencias hacia niñas, mujeres y sus familias. Esto es para todas las clases sociales, pero cuando hay vulnerabilidad el problema es mucho más serio porque a veces la misma familia es la que necesita resolver el problema. Cuando una familia tiene problemas de promiscuidad y en esas familias hay niños que sufren abuso, o hay niños que son entregados por sus propias familias para el tráfico, tenemos que trabajar sensibilizando no al Estado, sino a la propia familia.

ANB: ¿Los trascendidos en relación al tráfico de niños y niñas en esta zona tienen que ver con la laxitud en pasos fronterizos, con la permeabilidad típica de esos territorios, por bajos controles adeuaneros o corrupción en Gendarmería y Prefectura?

M.P.: Cuando estuve en Cipolletti escuché que se utilizaba la vía lacustre para el tráfico de niños y niñas en esta zona. Lo que debe decirse cuando hablamos de ciudades de frontera, como Bariloche, como la zona de Misiones con el Paraguay, o de Salta -¡en Salta hemos tenido en un solo barrio 30 niñas desaparecidas!-, estamos hablando de problemas muy serios y peculiares que hay que atender. En relación a la zona de ustedes, sabemos que las “adopciones” cuestan y mucho, sabemos que la salida es por Chile. Ahora, no sabemos hacia dónde van esos niños “adoptados” y acá habría que hacer una investigación judicial, policial, pero judicial sobre todo para saber quién da en “adopción”. Necesitamos saber si los niños salen en “adopción” o salen traficados. Nosotros no hacemos investigación pero sí podemos advertir a las autoridades, abrir los ojos a la sociedad para que conozcan las posibles formas en las que operan localmente estas mafias del crimen organizado.

ANB: ¿Qué datos maneja en relación al país?¿ Cuáles son las zonas, las fronteras más calientes en relación al delito de tráfico y trata?

M.P.: No abarcamos esos temas. Tenemos información como todo el mundo que quiere estar seriamente informado, pero no es nuestra función hacer estadísticas, nosotros queremos que la sociedad esté organizada para tener conciencia de los que está pasando y actuar, esa es nuestra misión. Piense que soy religiosa, por lo tanto me dedico a predicar valores. Qué valores podemos darle a una familia vulnerable, que le falta promoción humana, para no entregar a una niña, para que no la venda. Además, toda la incidencia en políticas públicas que hay que realizar. ¿Quién lo va a hacer si no? Hablamos de educación, de promoción humana, de salud, de educación y de educación sexual en las escuelas, este es un tema muy importante. Un hijo, una hija que no puede ser atendido por su propia familia, un hijo o hija que no fue esperada, es posiblemente consecuencia de la falta de educación sexual de sus padres y es el que está en situación de vulnerabilidad frente a este tipo de crímenes organizados.

ANB: Y pese a la existencia de una Ley Nacional, sigue siendo muy resistido…

M.P.: Nosotros estamos a favor de la educación sexual en la familia y en la escuela. Comienza en la familia y continúa en la escuela. También alertamos sobre el control a la pornografía en internet, también tendríamos que educar en estos temas. Yo soy la rpresentante legal del Colegio donde vivo, Santa Teresa de Jesús de las Carmelitas Misioneras Teresianas, aquí en Goya, Corrientes. Estoy jubilada en la docencia-aula, pero sigo trabajando en la docencia en valores, doy charlas en escuelas, como equipo. Justamente acabamos de venir de dar una capacitación en el Poder Judicial de Corrientes, nos invitaron los ministros de justicia, policías, jefes de policía. Para nosotras fue algo muy, muy importante porque así se va tomando conciencia de estos temas, temas que son un verdadero problema para la sociedad y para los gobiernos, fíjese nomás el tema de la droga, ahora dicen que quieren despenalizar y aquí también tenemos algo para decir: estamos en contra del proyecto de despenalización de la droga porque el fumar en cantidad minúscula es un signo para la juventud, un consumidor es cautivo, por ser clientes de las mafias del crimen organizado, como ocurre con el paco, que ya está en las escuelas.

ANB: Usted habla de nuevos derechos humanos vulnerados en democracia. Desde su actuación en las marchas del silencio por María Soledad Morales, ¿qué cambios hubo en relación a esos derechos vulnerados?

M.P.: Nosotros vivimos en democracia, por fortuna cortamos la triste historia de las dictaduras, pero la construcción de la democracia es una construcción colectiva. Y nos está faltando mucho, porque no todas las leyes que ha sancionado esta democracia, favorecieron a la democracia. Por algún motivo hoy tenemos a cárteles del narcotráfico instalados en el país; entonces hay que ver qué leyes no construyen democracia porque nos destruyen como ciudadanos, en este sentido hablo de atender a los nuevos derechos humanos vulnerados. Yo puedo ser progresista, y de hecho lo soy en muchos temas como en el respeto a la diversidad, pero también soy consciente de lo que falta desde una educación sexual integral, el fortalecer la identidad de nuestros niños desde cuando nacen; esto es algo que se da como una paradoja, en forma paralela. Y hay muchos temas de los que hablar, sobre situación de pueblos originarios, medio ambiente, trata, son temas de los que tenemos que hacernos cargo como ciudadanos.

ANB: Usted participa en algunas redes de género y desde que la conocemos está luchando en causas muy vinculada a mujeres ¿considera que nuestra democracia hizo avances en relación a corregir la desigualdad estructural entre los géneros?

M.P.: En todas nuestras capacitaciones hablamos de género, de perspectiva de género, de violencia de género, justamente porque entendemos que somos una sociedad no solamente argentina, también latinoamericana y machista, proveniente de un patriarcado de Estado; este Estado machista también es reflejo de una cultura, nuestra cultura es machista y lo tenemos enquistado, aunque se está trabajando y las mujeres estamos saliendo al frente. La equidad, la igualdad, las diferencias, creo, todavía no se notan. Hay un desequilibrio en la balanza entre la mujer y el varón. Es una lucha de todos los días, también porque a veces las mismas mujeres no ayudamos a este cambio de mentalidad. Nosotras solemos decir mujeres con bigotes, cuando nos referimos a las mujeres machistas que todavía creen que el hombre es más que ellas, por eso tiene que manejar el dinero de la casa, él es el que tiene la última palabras, de modo que falta mucho para lograr esa igualdad de oportunidades, esa igualdad real.

ANB: ¿Cuál sería para usted la deuda que el Estado tiene en relación a las mujeres?

M.P.: (se sonríe) Los espacios políticos, sociales, civiles, económicos que no nos dan a las mujeres. Los lugares importantes, los lugares donde se toman las decisiones están ocupados por hombres, aún cuando tengamos una presidenta mujer. Falta mucho todavía, en el mismo trato. Pero empecemos por lo más material, la política nuestra es machista, allí hay que seguir dando una fuerte batalla.

Agencia de Noticias Bariloche :: Diario online con noticias e información de San Carlos de Bariloche. Director Periodístico del diario: Santiago Rey

Copyright 2007 - www.anbariloche.com.ar - Todos los derechos reservados | Agencia de Medios Patagonia S.R.L.