ANB - Agencia de Noticias Bariloche

Martes 29
julio 2014
San Carlos de Bariloche

10 de abril de 2011 | Análisis

Medio Ambiente hizo severas críticas al proyecto del Cerro San Martín

El emprendimiento que pretende construir 580 mil metros cuadrados en el cerro San Martín deberá ser profundamente readecuado si pretende sortear las objeciones que le impuso la subsecretaría de Medio Ambiente municipal. Una a una las distintas construcciones previstas fueron señaladas como inviables, o demandantes de cambios y nuevos estudios. El organismo sugirió la realización de una completa Evaluación de Impacto Ambiental y consideró necesario un cambio en la forma de tratamiento de los efluentes líquidos. El proyecto deberá además transitar por Rango III.

(imagen barilochevillaloscohiues.blogspot.com)

El mega emprendimiento en el cerro San Martín -lindero al Cerro Catedral, Villa Los Coihues, y las tierras del oeste del Ejército Argentino-, sufrió un duro cuestionamiento en la subsecretaría de Medio Ambiente municipal. El organismo a cargo de Alicia Vanola consideró “inviables” varias de las construcciones previstas, advirtió por deficiencias en la propuesta de infraestructura y servicios, y recomendó la realización de una Evaluación de Impacto Ambiental (EIA).

La iniciativa -según ingresó en noviembre del año pasado a la secretaría de Planeamiento- prevé una obra de 580 mil metros cuadrados, e incluye un barrio privado, viviendas colectivas, alojamientos turísticos, y un centro comercial. El proyecto impulsado por Jorge Antonio Nicolás Caputo y Carlos Martín Fancinito, propone la edificación en la cima del cerro San Martín de construcciones de 3 y 4 pisos, otros 30 edificios de la misma altura en la zona del Balcón del Gutiérrez, y viviendas -denominadas colectivas, de baja densidad- en la ladera que mira Villa Los Coihues.

Cada uno de los puntos previstos en la presentación del proyecto encontró objeciones de Medio Ambiente, según un informe firmado por Vanola a mediados de enero, y no difundido oficialmente.

El análisis geomorfológico, de vegetación e hidrológico se realizó sobre las distintas zonas que componen las áreas de implantación. El proyecto denominado “Vivienda Multifamiliar”, “no se considera viable ambientalmente”, porque existe un área boscosa “con buen estado de conservación”, por lo cual no sería posible “ubicar en este sector una zona de media densidad” porque “generaría un impacto ambiental y urbano negativo de gran magnitud”. Además, se rechazó “cualquier tipo de implantación de lagunas artificiales”.

En cuanto a la cima, ladera Sur y Norte, del San Martín, el trabajo de Medio Ambiente considera que “las implantaciones propuestas son viables únicamente en la ladera oeste, dado el impacto visual que tendría el proyecto sobre la ladera este, y las condiciones físicas y de la vegetación que se encuentra allí. Las construcciones deberán ubicarse de acuerdo a los resultados de los estudios de suelos correspondientes, y restringidos por los afloramientos de rocas”, agrega.

Pero en cuanto a las obras en la zona más alta del cerro, se advierte que se encuentran por encima de la cota 900 (metros sobre el nivel del mar) y deberán estar “sujetas a la reglamentación vigente”, la cual impide toda construcción.

La propuesta de obras en la zona de la Curva del Gutiérrez “no se consideran viables ambientalmente para la implantación de edificaciones debido al excelente estado de conservación del bosque y la topografía accidentada, la cual requeriría importantes movimientos de suelo y apeo de árboles”.

También se sugieren restricciones a las construcciones en el Balcón del Gutiérrez -“las edificaciones no pueden extenderse en la ladera como se propone en el Másterplan”-; así como a las propuestas de obras en la zona de la Curva Camino a Catedral. En este último caso se sugiere su reubicación a “un sitio cercano al camino de acceso a la Villa Catedral”; mientras que se rechazó de manera tajante “la propuesta de ubicación de edificaciones sobre el pequeño morro sobre la cota 1.000, como tampoco el acceso al mismo a través de un sistema de carril guiado”.

El punto relacionado con la infraestructura y los servicios, también incluye objeciones. Para Medio Ambiente, “la provisión segura de servicios y la resolución de falencias en la infraestructura será condición sine qua non para la aprobación del proyecto”. En cuanto a la energía, se reclama la realización de estudios de factibilidad, e incluso se sugiere el trabajo en módulos generadores “a partir de fuentes renovables”, como eólica o solar, “como medida de mitigación del impacto ambiental del emprendimiento”.

En tanto, la propuesta de tratamiento de efluentes líquidos a través de “plantas modulares”, no se “considera viable ambientalmente dada la complejidad para la fiscalización de las mismas, y el aporte de líquidos al terreno que supondría”. Se advierte en este sentido sobre el perjuicio a los cipreses de la zona, a partir del posible favorecimiento del denominado “mal del ciprés”.

“El tratamiento de efluentes debería ser mediante una o dos plantas de tratamiento que centralicen el servicio”, se propuso.

También se consideró “insuficientes y próximos a zonas de conflicto vial”, los acceso previstos desde la ladera del Balcón del Gutiérrez.

Finalmente, el trabajo advierte por el proceso de afectación de la vegetación y el impacto visual del proyecto.

Desde enero, el informe crítico de la subsecretaría de Medio Ambiente está en análisis de las áreas de Gestión Urbana y Planeamiento. (ANB)

Agencia de Noticias Bariloche :: Diario online con noticias e información de San Carlos de Bariloche. Director Periodístico del diario: Santiago Rey

Copyright 2007 - www.anbariloche.com.ar - Todos los derechos reservados | Agencia de Medios Patagonia S.R.L.